NEUWalk, el proyecto que pretende devolver el movimiento a los parapléjicos

Hace unos años el equipo de Grégorie Courtine de la EPFL consiguió que ratas con una lesión en la médula espinal volvieran a recuperar el control motor sobre las extremidades inferiores. En ese entonces realizó una charla TED de la que ya os hablé y que recomiendo que veáis. Aparte de los impresionantes resultados la forma en la que los habían logrado era un ejemplo de libro de como hacer investigación aplicada. En la intersección entre múltiples disciplinas, sabiendo como aplicar los resultados de investigación básica y con una visión novedosa que permitió seguir una estrategia distinta de otras ya seguidas.

A las ratas parapléjicas se les insertó en la médula espinal una serie de electrodos en la parte caudal (inferior) de la herida además de un cóctel de neurotransmisores. Aunque el control motor voluntario era imposible, se puede inducir el movimiento de las patas con un determinado patrón de estímulos a través de los electrodos. Estudiando cuidadosamente el pateo de la rata en función de los estímulos fueron capaces de extraer que tipos de señales correspondían a determinados movimientos.  Incluso eran capaces de predecir las señales que mandaría el sistema nervioso central (SNC) al subir escaleras o evitar obstáculos, pudiendo adaptar el caminar en función de éstos.

Fig. 2. ref [1] Electrochemical neuroprosthesis.
Fig. 2. ref [1]
Electrochemical neuroprosthesis.

Aprovechando esta situación los investigadores pudieron “sincronizar” las señales provenientes del SNC con las señales inducidas por los electrodos. Los resultados tal y como podéis ver hablan por si solos. Gracias a la plasticidad neuronal el número de fibras se había incrementado y habían logrado sortear la zona de la lesión para volver a formar conexiones funcionales.

 

ratwal

 

En estos momentos están trabajando para poner en marcha el plan piloto que permitirá trasladar a humanos el protocolo seguido en ratas. No obstante, parece que en esta ocasión pretenden obtener señales del cerebro de forma directa para poder sincronizarla con los estímulos de una forma más precisa.  En el vídeo podemos observar la habitación donde se llevará a cabo el experimento. Tras el llamativo arnés podemos ver el gran servidor que estará dedicado a decodificar y procesar la información, no solo de las señales cerebrales sino además de 16 cámaras que seguirán en todo momento el movimiento muscular de la persona. En este proyecto el tiempo de procesamiento es crucial pues la señal debe ser mandada a los electrodos al mismo tiempo que la proveniente del SNC. Por ello la sincronización de toda esta información en un tiempo tan corto requiere de una gran capacidad computacional y una conexión entre los elementos muy veloz. De hecho, me atrevería a decir que no es casualidad que el servidor se encuentre en la misma sala del experimento, a menor distancia tenga que recorrer la información menor tiempo de transmisión. Y aunque parezca una tontería en estos experimentos cualquier milisegundo ganado vale la pena.

Neuroprosthetic technologies to augment the impact of neurorehabilitation after spinal cord injury.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Test de Turing *
Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.